Entrevista a Mercedes López.

Entrevista a Mercedes López.

Publicado el

 

En esta ocasión hemos escogido a Mercedes López Martínez, para la siguiente entrada en esta ronda de entrevistas alrededor del mundo de la literatura infantil y juvenil (LIJ).

Mercedes es la encargada de la Biblioteca municipal Marqués de Santillana (Manzanares el Real), con una gran experiencia y una larga trayectoria en este oficio. Nos ha parecido interesante compartirla con vosotros y esperamos que disfrutéis con la lectura.

Empezamos.

Hola Mer… ¿te llamamos Merche o Mercedes? 

Merche. Es como me conocen la mayoría de las personas y me parece más familiar.

¿Cómo y cuándo te convertiste en guardiana y protectora de los libros, o lo que se conoce como «bibliotecaria»?

(Cuándo) El día 1 de marzo hizo 34 años que estoy trabajando aquí, en la biblioteca de Manzanares el Real. (Cómo) Me presenté a la convocatoria de la oposición para cubrir la plaza de bibliotecaria, puesto que la anterior encargada había conseguido trabajo como profesora y renunció a este puesto. «Causalidades» de la vida (teniendo en cuenta que causalidad es el principio o el origen de algo) puedo decir que, aunque siempre me gustó leer, este fue el origen de mi pasión por los libros. 

¿En qué situación, desde tu experiencia personal, se encuentran las bibliotecas públicas a día de hoy?

Yo creo que están en una situación muy buena, aunque siempre se puede mejorar. Desde el punto de vista de las inversiones, las bibliotecas están bien equipadas pues, desde hace unos años, se tienen en consideración a la hora de recibir subvenciones por parte de la administración. Esto ayuda a que podamos acceder a las últimas novedades y disfrutar de un fondo actualizado. Desde el punto de vista técnico, hay algunas bibliotecas espectaculares con muchos avances tecnológicos, que facilitan la labor de los profesionales.

 En cuanto a los servicios que ofrecen, las bibliotecas son importantes centros de circulación de documentos, de información, núcleos sociales y referentes en cultura. Yo creo que empiezan a tener la importancia que se merecen. En resumen, creo que están vivas, esa es su situación. Se lee mucho y prueba de ello, por lo menos en la biblioteca de nuestro municipio, es la cantidad de préstamos que se hacen: el pasado año superamos los 15.000 préstamos.

¿Se puede gestionar la enorme cantidad de publicaciones que existe?

Sí, gracias a unos servicios centrales de coordinación bibliotecaria a nivel autonómico, estatal e internacional que se encargan de esa gestión, para que las bibliotecas públicas
podamos importar esos registros bibliográficos directamente a nuestro programa de gestión bibliotecaria. Lo hacemos desde unos catálogos que dichos organismosse han encargado de realizar, facilitándonos muchísimo esa labor.

¿Cuál es el secreto para organizar una biblioteca?

Yo creo que no hay secreto. El orden de los libros viene especificado por una normativa basada en la Clasificación Decimal Universal, y luego hay muchos puntos a tener en cuenta: un buen edificio, documentos buenos y actuales, implicación por parte de los equipos de gobierno (cuando se valora la cultura se ponen más medios al alcance para realizar una buena gestión), usuarios que también se implican en la organización de actividades, ser receptiva a la hora de sugerencias, subvenciones, ayudas…  Con todos esos recursos es sencilla la organización de la biblioteca.

 

En este caso, "vivir rodeada de libros" no es una frase hecha.

 Los bibliotecarios sois un personaje muy sugerente en la literatura ¿en cuál te ves reflejada?

Pues la verdad es que no lo sé. Sinceramente, ahora mismo no podría decirte ningún título. He leído muchos en los que hay bibliotecarios y bibliotecarias y supongo que me identifico con alguna característica de cada uno de ellos, incluso con la del libro infantil “El secuestro de la bibliotecaria”, de Margaret Mahy. Y no por el secuestro, ¿eh?, sino porque al igual que ella culturizó a los bandidos a base de leerles cuentos, pienso que efectivamente la lectura te hace más feliz y mucho más culto y, por tanto, consigue que tengas pensamiento crítico para analizar y razonar. Pero os propongo que hagáis un cuento en el que me pueda sentir identificada.

¿Qué anécdotas son las más reseñables en tu larga carrera como bibliotecaria?

A lo largo de estos años ha habido multitud de anécdotas, casi para escribir un libro. Algunas se pueden contar, otras casi mejor que no. Hay tres que son las más cercanas en el tiempo y que tienen un punto curioso.

Un año, pasó por la biblioteca un peregrino que además era hospedero en un albergue de un pueblecito de Burgos. Le ayudé a encontrar alojamiento, pues venía agotado y pensando que la ermita de Manzanares el Real seguía funcionando como albergue. Al llegar y ver que no era así, no supo dónde dirigirse y se acercó a la biblioteca. Le conseguí un sitio donde descansar y pasar la noche y, al siguiente año, se presentó a traerme un cuadro que le había pintado una francesa para regalármelo.

Otra anécdota curiosa fue que hace un par de meses, al catalogar dos novelas, me encontré con que compartían el mismo número de ISBN (lo que es algo realmente raro, pues es como el DNI y no puede haber dos números iguales), por lo que me puse en contacto con la Agencia Española de ISBN. Me pidieron que les enviase una foto de los dos libros ya que ellos sí tenían registrado cada libro con su respectivo número identificativo. Al comprobar que era cierto que tenían elmismo número contactaron con la editorial, que también tenía los libros registrados correctamente. El error, efectivamente, se debió a un fallo de impresión al editarlos.

Y por último, un verano, a las 12 de la mañana, comenzó a sonar una alarma. Pensando que era el reloj de algún usuario, no hice mucho caso. Pero al día siguiente, de nuevo empezó  a sonar. Como esta vez no había nadie, me levanté para indagar de dónde provenía el ruido, pero la alarma enseguida dejó de sonar. Estuve pendiente los siguientes días, hasta que encontré un pequeño dispositivo escondido entre unos libros, el cual estaba programado para que sonara siempre a la misma hora.

¿Qué opinión te suscita el sector editorial (librerías, editoriales, autores, ilustradores…,)?

Pues lo considero como una gran familia en la que todos han de aportar algo para que funcione, pero tampoco puedo decirte mucho más. No tengo mucho conocimiento de ese mundo. Cuando necesito libros, directamente me acerco a las librerías, veo catálogos, recomendaciones, pero no tengo un contacto directo con editoriales o autores. Hace años, con el «boom» de los lectores de libros electrónicos, temí que estos desbancasen a los libros de papel. Pero a pesar de que han sido muy importantes en esta crisis, ya que han aportado lectura debido al cierre de las bibliotecas, el libro de papel tiene algo que se echa de menos: su olor, su tacto, sus ilustraciones… Es algo tan mágico que no creo que nunca sea desbancado por el libro electrónico. El placer de perderte en una biblioteca o una librería hojeando libros, también es un preámbulo de lo que disfrutarás con su lectura y no se puede comparar con la elección de un libro electrónico, que normalmente se hace online y por recomendación de alguien que ya lo leyó anteriormente. Por tanto, el sector editorial ha de seguir adelante para que los libros sigan existiendo.

 ¿Qué carencias, si crees que las tiene, ves en la LIJ española?

En mi humilde opinión creo que la literatura Infantil no tiene carencias, se editan preciosos libros en cuanto a contenido y continente. Temas de valores que nos ayudan a educar y explicar buenos comportamientos y aptitudes, que nos sirven también a los padres para solucionar conflictos, libros muy bien escritos e ilustrados,verdaderas joyas, también, en cuanto a su encuadernación y portadas. Con respecto a la literatura juvenil, yo creo que el problema radica en que es un sector más difícil al que llegar, es más complicado escribir para los jóvenes, que a veces tienen muchos conflictos con su propio yo. Es cuestión de elegir una buena temática con la que se sientan identificados, que les sirva de ejemplo en sus propias experiencias; dejan de ser niños, pero tampoco tienen la madurez de un adulto. Yo creo que habría que enfocarla por edades, pues no es lo mismo un joven de 13 años que uno de 18.

A nivel internacional ¿cuáles son tus escritores e ilustradores favoritos? ¿Y en el panorama nacional?  

Casi mejor que ilustradores o escritores favoritos (que también los tengo), me fijo en el conjunto del libro. Un buen cuento no lo es tanto sin una buena ilustración y una buena ilustración tampoco hace bueno el libro si el relato no te atrapa. Ilustradores internacionales: Benjamín Lacombe, Quentin Blake, Arnold Lobel, Beatrix Potter, Mitsumasa Anno, Oliver Jeffers, Krestin Schoene, Erik Blegvad… y seguiría. Escritores internacionales: Mo Willems, Julia Donaldson. Ilustradores Nacionales: Anna Llenas, Marta Altés, Olga de Dios, Roger Olmos. Autores nacionales: Rafael Ordóñez, Juan Albo, Roberto Aliaga, Susana Isern.

¿Qué es lo que debe tener una buena historia infantil?

Creo que debe de tener humor, valores, intriga, que les haga identificarse con la historia,creerse los protagonistas, una historia que sientan real y, sobre todo, que tenga unas buenas ilustraciones. Principalmente para los más pequeños, que es lo que más les llama la atención.

Los libros de biblioteca también salen a tomar el sol.

 

Vamos a someterte al «Tercer grado Tragamanzaníaco» con una retahíla de preguntas, solo porque nos apetece. Allá vamos:

 ¿Fábula o Romance? Fábula.        

¿Verne o Asimov? Verne.

¿Crimen o castigo? Comprensión y empatía. 

Incumplimiento del plazo de préstamo, ¿se digiere o se traga? Se entiende, aunque se sanciona.

Ésta es muy importante para que nos sigas cayendo bien, ¿Colacao o Nesquik? Colacao… (¿os sigo cayendo bien?).

¿Clásico o contemporáneo? Si es con respecto al Colacao, contemporáneo (sobre todo uno nuevo que han sacado, que es el Colacao Noir, jajaja). Si es con respecto a la literatura de adultos, ambos. Pero si es literatura infantil, prefiero la contemporánea, aunque tampoco desdeño ni rechazo la clásica (pese a ser una literatura más sexista o incluso clasista, más enfocada y basada en el temor o el miedo: vendrá el coco, te comerá el lobo, las princesas esperan a su príncipe…). Pero no deja de ser el reflejo de una sociedad en una época determinada y, por tanto, parte de nuestra historia, testimonio de una forma de educación diferente a la actual.

¿Redes sociales o morse? Facebook, Twitter, Instagram.

¿Sandía o melón? Ambos, si están maduros.

Nos exponemos a la víctima de la entrevista: te dejamos hacernos una pregunta de respuesta corta. Dispara.

Pregunta de Merche ¿Por qué no me habéis preguntado mis libros infantiles preferidos? Ya os los digo yo: ¿Qué pasa aquí abuelo?, ¿Cómo te como?, La cosa que más duele del mundo, La charca, No te manches, Un animal mágico y unos cuantos más.

Entrevista a Patricia del Castillo (@trastadasdemama)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *